En el pasado siglo, por los años 30, el científico H. A. Krebs investigó sobre el ciclo metabólico y energético de la respiración celular y el proceso energético oxidativo que le acompañaba. Dichos estudios merecieron la concesión del Premio Nobel de Medicina en 1953, cuando se comprobó que algunos productos metabólicos resultantes del consumo de oxígeno, eran la causa del envejecimiento de los animales.

 
Para el año de 1968 se descubrió la primera enzima antioxidante; la superóxido dismutasa presente en todas las células del cuerpo humano. Esta enzima descompone los radicales de superóxido (tóxicos para las células y causantes de mutaciones en el ADN), en componentes inocuos.
 
En las décadas recientes, el estrés oxidativo (oxidación) se consolida como un mecanismo que está detrás de  numerosas enfermedades de carácter degenerativo.  Y no obstante que las células aeróbicas dependen del oxígeno para vivir, éste es también el responsable de la degeneración progresiva y de las alteraciones orgánicas y funcionales de los seres vivos.  (Sáez Tormo G. Biopatología de los radicales libres. Capítulo 10. En Monografía XVIII Real Academia de Farmacia. Madrid 2009).
Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger a la célula de los efectos nocivos de los oxidantes o radicales libres contrarrestando los efectos de los mismos.
 
Al existir una disminución de los niveles de antioxidantes, o una inhibición de las enzimas antioxidantes se desencadena un estrés oxidativo que origina, por esta oxidación, daño celular y  macromolecular como proteínas, lípidos y acido desoxirribonucleico.   Las sustancias antioxidantes desempeñan una función fundamental en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, por lo que es importante el consumo de componentes antioxidantes que puedan lograr un efecto positivo en la salud.  (Argelia-López L, Carlos-Fernández A, Lazarova L et als. Antioxidantes un paradigma en el tratamiento de las enfermedades. Rev Anacem 2012; 6:48-53)     

 

Existen estudios que relacionan las enfermedades neurodegenerativas (como Parkinson, Alzheimer, Esclerosis múltiple, etc.) con la generación de especies reactivas de oxígeno (ROS) y especies reactivas de hidrógeno (RHS) asociadas con una disfunción de las mitocondrias.  (Cerdá-Micó C, Borrego-Oliva O y Sáez Tormo G. Estrés oxidativo en las enfermedades neurodegenerativas. Capítulo 7. En Monografía XXIX. Real Academia de Farmacia. Madrid 2010).
 

Le recordamos que el proceso de desintoxicación a regeneración con el uso del Ganoderma Lucidum puede variar en cada persona y es el siguiente:

(A) Examina ( 1 - 30 días )

Proceso de escaneo general y preparación para desintoxicación, durante este período se puede presentar la llamada "Crisis Curativa"  Ver mas abajo.

(B) Limpia - Desintoxica ( 1 - 30 semanas )
Las toxinas serán eliminadas del cuerpo por medio de el sudor, el sistema circulatorio (hígado y riñón) y luego eliminados de nuestro cuerpo por medio de la orina y la defecación, erupciones, flemas y secreciones nasales.
(C) Regula ( 1 - 12 meses )
Equilibra regulando las funciones del cuerpo.
(D) Fortalece ( 6 - 24 Meses )

Refuerza el sistema de inmunológico, mejora la resistencia física y comienza proceso de alcalinización del organismo.

(E) Regenera ( 1 - 3 años )

Este es el proceso en donde nuestro cuerpo funciona al nivel óptimo, rejuevenece y/o regenera las funciones normales de todo los organos.

 

Crisis Curativa SINTOMAS: Los síntomas o pequeñas reacciones que se podrían presentar son: sueño, agitación, heces sueltas, halitosis o mal aliento, sudoración fuerte, dolor de cabeza, mareos y vértigos.

En otras personas podrían presentarse también insomnio parcial, dolores articulares pasajeros, etc.

El Ganoderma lucidum en una primera etapa se encargará de remover todas las toxinas y desechos de nuestro aparato digestivo (almacén natural) en especial el hígado y el colon serán los primeros órganos en desintoxicarse y entrar a la segunda etapa de absorción de los nutrientes.

 

¿QUÉ HACER? No son tan frecuentes estos síntomas. De presentarse, disminuir la dosis a la mitad y continuar con el tratamiento, jamás suspenderlo, ya que no se daría la depuración completa.

Lo que se recomienda en esta crisis curativa es ingerir más allá de los 8 vasos diarios de agua purificada. No estamos hablando de jugos, bebidas edulcoradas, sopas, infusiones y demás, sólo de agua y nada más que agua sin ningún agregado. Los que tienen costumbre ingerir agua de mesa embotellada o agua mineral, consumirla sin gas. El tiempo máximo que puede presentarse la crisis curativa es de 7 dias. Continuar con tratamiento.

 

 

Solicite información y asesoría personal inmediata --->>> Click Aquí

 

o

Conozca nuestra gama de Productos DXN con Ganoderma --->>> Clik Aquí

Escribir un comentario